Oreo Layer Cake

Cuánto tiempo que no me pasaba por aquí... y os debía la receta de la tarta de mi cumpleaños. Si desde marzo que cumplí 34 tengo esta tarta esperando. Pero al fin he sacado un hueco para publicar esta delicia.

Hace un tiempo os compartí en el blog de La Chocolaterapia otra versión de Tarta de Oreo que no llevaba nada de harina, solo galletas oreo y que me encanta, pero en esta ocasión quise probar como quedaba con el cacao negro intenso Van Houten y que supuestamente es con este tipo de cacao negro con el que se hace las galletas oreo. Y efectivamente... este cacao huele y sabe a galletas oreo!!

Así que aquí esta mi Tarta de Cumpleaños de Oreo y Crema de Nata y Mascarpone. Espero que os guste!!


Receta: Tarta de Cumpleaños de Oreo


Tanto la receta del bizcocho, con alguna variación, como la crema de nata y mascarpone son del canal de youtube "Quiero Cupcakes", pero de recetas distintas que yo he justado de dos recetas suyas que me gustaron. Al bizcocho yo le he añadido las galletas oreo.



Ingredientes

--Para el bizcocho--
3 huevos L
240 gr de azúcar moreno
120 ml de aceite de oliva suave
120 ml de leche
170 gr de harina de trigo
60 gr de galletas oreo
50 gr de cacao
2 cdtas de levadura en polvo
1 cdta de vainilla en pasta
100 ml de agua caliente  

--Para la crema--
400 ml de nata 35% M. G.
100 gr de queso mascarpone
100 gr de icing sugar
1 cdta de vainilla en pasta
1/2 cda de gelatina en polvo neutra
30 ml de agua fría

Elaboración del bizcocho

1. Precalienta el horno a 180ºC.

2. Tritura las galletas oreo y reserva.

3. Comienza batiendo los huevos hasta que estén bien espumosos. A continuación añade el azúcar y sigue batiendo un minuto más.

4. Añade la vainilla y mezcla hasta integrar.

5. Ahora añade el aceite y la leche en un hilo fino sin dejar de batir.

6. Sobre un colador añade la harina, el cacao y la levadura. Tamiza sobre el bol y bate a la velocidad más lenta hasta integrar.

7. Con cuidado de no salpicar añade el agua caliente para que el cacao quede mucho más diluido en la mezcla. Bate lo justo hasta integrar.

8. Por último, añade las galletas oreo y mezcla a mano con una espátula.

9. Rellena el molde con la masa y lleva al horno entre 60-70 minutos aproximadamente dependiendo del horno.

10. Una vez hecho saca del horno y deja reposar unos 15 minutos sobre una rejilla, desmolda y deja enfriar por completo.

Elaboración de la crema y montaje

1. Pon la gelatina en agua fría y deja reposar unos minutos. Pasado el tiempo la calentamos un poco en el microondas para que se vuelta liquida y reservamos.

2. En el bol de la batidora ponemos la nata y el queso mascarpone y batimos a velocidad media unos minutos hasta que la nata esté a medio montar.

3. Añadimos el azúcar tamizado. Batimos un poco y añadimos la vainilla. 

4. Cuando esté más consistente añadimos la gelatina líquida y terminamos de montar la nata.

5. Una vez lista la crema podemos montar la tarta. Yo simplemente corté el bizcocho en cuatro capas y fui alternando capas de bizcocho y crema. 

6. Por último cubrimos la tarta y decoramos al gusto. Yo usé chocolate blanco y negro fundido, galletas oreo mini y sprinkles de colores.


El resultado es un bizcocho tierno y esponjo gracias a la cantidad de líquido que lleva y con un sabor riquísimo a galletas oreo sin llevar tanta cantidad de galletas. La crema le va ideal y no es nada pesada. Últimamente estoy usando mucho la nata con queso crema para cubrir tartas porque entra mucho mejor y no empacha tanto como un buttercream o crema de queso.

Si os gustan las galletas oreo debéis probar el cacao que os puse arriba porque es delicioso y por supuesto, esta tarta ;)

Si os gusta o la probáis no dudéis en decírmelo por aquí o en redes sociales, estoy encantada de leeros.



Gracias por leer


Lidia S.H.

Publicar un comentario

¡¡Muchísimas gracias por comentar!!

Tus datos brindados voluntariamente al comentar, son gestionados por Blogger y almacenados en los servidores de Google. Para más información puedes la Política de Privacidad de este blog.

Te espero en Instagram

Nunca es demasiado dulce